recetascabeceraNEW

Ensalada Mediterránea

Las ensaladas son perfectas para el buen tiempo, para hacer dieta, sentirse bien con el cuerpo, más saludable,

como acompañamiento de platos, a modo de entrante, para compartir entre varios en comidas con amigos o como una simple cena ligera.

Descripción

Tipo de receta: Plato
Número de partes: 2 porciones
Tiempo de preparación: 20 Minutos
Tiempo de cocción: 25 Minutos
Listos en: 45 Minutos
Dificultad: Fácil

Ingredientes:
  • 2 huevos duros
  • 1 cebolla morada
  • una rama de apio tierno
  • 2 cucharadas de alcaparras La Pedriza
  • 2 cucharadas de aceitunas negras La Pedriza
  • 2 cucharadas de albahaca fresca picadita
  • 200 g de judías verdes
  • 2 tomates medianos
  • una latilla de anchoas en aceite de oliva
  • 2 latas de atún en aceite de oliva
  • aceite de oliva virgen extra La Pedriza
  • 60 ml de zumo de limón
  • un diente de ajo machacado

Preparación:

Paso 1: Escaldar las judías en agua hirviendo con sal o al vapor hasta que estén tiernas pero al dente, y cuando estén listas las pasamos por agua fría para detener la cocción, las escurrimos y reservamos.

Paso 2: Cortar la cebolla en gajos grandes y disponerla en un plato grande, cortar los tomates también en gajos grandes y poner una tanda encima de la cebolla, ponemos también los tallos de apio cortados en trozos pequeños, las judías verdes cocidas, adornamos con los huevos cocidos cortados y terminamos con el atún escurrido del acéite y las anchoas troceadas y escurridas del aceite.Por último ponemos las aceitunas, la albahaca picada y rociamos con la vinagreta.

Paso 3: Ponemos el ajo pelado y en dos o tres trozos en un mortero, le ponemos sal y machacamos; agregamos el aceite poco a poco y sin dejar de remover y por último el zumo de limón, removemos hasta que esté todo integrado.

Paso 4: Las judías verdes son hortalizas con un bajo nivel calórico, ricas en vitamina C y provitamina A o beta-caroteno, una buena fuente de fibra y de minerales como el potasio, el magnesio y el fósforo.

Paso 5: Cuando compremos judías podemos elegir entre las planas y las redondas; unas y otras tienen que estar tiernas, sin que se les noten las semillas internas y sin manchas de otro color en el exterior; para conservarlas las metemos en una malla para que respiren y dentro del frigorífico, también podemos congelarlas y para ello es mejor escaldarlas en agua hirviendo durante unos 3 minutos, aunque no es totalmente imprescindible.


 

Valora este artículo
(0 votos)

 

 

Sugerencias

CERTIFICACIONES


SELLOSvariosAC   

Volver